¿Sabías que el origen de la Pascua está en la esclavitud?

La Pascua es la fiesta en la que se conmemora, de acuerdo con los evangelios canónicos, la resurrección de Jesucristo y marca el final de la Semana Santa

Ahora bien, ¿sabías que el origen de la Pascua es anterior al nacimiento de Cristo?

Para el pueblo judío anterior al nacimiento de Cristo, la pascua era una fiesta de pastores en la que se mataba un cordero para pedir la fecundidad. 

Después, se empezó a celebrar la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto hacia la tierra prometida. En la pascua los judíos celebraban, y celebran en la actualidad, el “paso” (la Pascua) del Mar Rojo del pueblo hebreo hacia la tierra prometida.

La liberación coincidió en el mes hebraico (Nissan) que corresponde a los últimos días de los meses de marzo y principios de abril, cuando comenzaba la estación de la primavera.

¿Y para los cristianos?

Los cristianos, sin embargo, separaron la celebración de la Pascua judía y cristiana en el Primer Concilio de Nicea (año 325 d. de C.) y definieron así los elementos propios de la celebración cristiana, que festeja la resurrección de Jesucristo y estableció la fecha de la Pascua como el primer domingo después de la luna llena tras el equinoccio de primavera en el hemisferio norte, y fijó el equinoccio en el 21 de marzo, por lo tanto, la fecha varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril.910​.

El registro bíblico dice que la noche anterior a su muerte, Jesús se reunió con sus discípulos para celebrar la Pascua judía y a continuación instituyó lo que se conoce como la “Cena del Señor”, y dijo a sus apóstoles: “sigan haciendo esto, en memoria de mi”. 

Así pues, el verdadero origen de la Pascua se remonta al año 1513 antes de Cristo, cuando el pueblo judío emprendió su éxodo desde Egipto hacia la Tierra Prometida. 

¿Y por qué se llama Pascua?

La palabra «pascua» proviene del latín páscae, que a su vez proviene del griego clásico πάσχα (pasja), una adaptación del hebreo פסח (pésaj), que significa ‘paso’ o ‘salto’ (el paso que hicieron hacia la tierra prometida) 

¿Y los huevos y el conejo? ¿Por qué se les relaciona con la Semana Santa?

La primavera era una época sagrada para los adoradores fenicios del sexo. Los símbolos de la diosa de la fertilidad; “Astarté” o “Istar” eran el huevo y la liebre.

El conejo de Pascua es símbolo de la fertilidad, pues, al final del invierno y principios de la primavera, en el hemisferio norte, era cuando comenzaban a aparecer los animales con sus crías, recordando el renacer de la tierra (y ahora también sabemos por qué la palabra conejo tiene otros significados J).

El huevo de Pascua representa el inicio de la vida, por esto, en varios países se regalan huevos de chocolate a los amigos y la familia, para desearles una buena Pascua.

Fue así como poco a poco, la tradición fusiona el significado cristiano con ceremonias paganas. El júbilo por el nacimiento del sol y por el despertar de la naturaleza, se convirtió en el regocijo por el nacimiento del sol de la justicia y por la resurrección de Cristo.