Las casas de vecinos

A principios de mayo se celebra en Córdoba la fiesta de “los patios” y leyendo, leyendo, he visto cómo los movimientos migratorios y la historia han influido en cómo vivimos.

Bien ¿y cuál es el origen de esas casas de vecinos donde el patio era el centro de vida social y se compartía parte de la casa?

Los patios cordobeses tienen su origen en los patios de entrada de las casas romanas (ahora me vienen a la mente todas esas ruinas que he visitado, jajaja), que fueron también la base de las casas árabes, quienes mantuvieron la fuente romana y empezaron a decorar el patio con flores.

Cuando en el siglo XVI Felipe II trasladó la capital del reino a Madrid, la población se triplicó en pocos años y comenzaron las demandas de vivienda, abastecimientos y hospedajes.

Surgieron entonces numerosas posadas, una tipología castellana para alojamiento temporal de viajeros y comerciantes, sobre todo al sur de la Villa, al ser ésta la entrada natural de alimentos y recursos de la ciudad. ¡Por eso Lavapiés tiene tantas corralas!!!  Ahora lo entiendo :)

Estas posadas eran utilizadas por comerciantes y campesinos que iban a Madrid a vender sus productos, que quedaban a salvo de posibles ladrones en el interior del edificio, junto con los carros, sus tiros y las monturas, en la planta baja especialmente preparada para este uso.

Eran por tanto para una estancia temporal muy concreta; los huéspedes se quedaban mientras se negociaba la venta de sus melones, mantas, salazones o lo que se hubiesen traído para comerciar. Por este motivo, las habitaciones, de entre 14 y 19 metros cuadrados, no disponían de baño propio, como sigue ocurriendo en muchas pensiones de hoy en día.

Con el tiempo, estos albergues temporales se fueron haciendo fijos y familias enteras, padres, hijos y abuelos, empezaron a vivir en estas miniviviendas con servicios comunes,  que consistían, únicamente, en un inodoro y un grifo por planta, dando origen a las corralas.

¿Y qué tiene esto que ver con los patios de Córdoba?

Jaja, pues, más de lo que pensaba :)

Llega la revolución industrial a Andalucía y la población emigra del campo a la ciudad, empezando a ver escasez de vivienda, y menos aún de alojamiento asequible, por lo que se basaron en las antiguas posadas (y en las corralas madrileñas) para modificar casas de la aristocracia levantando escaleras para el piso de arriba, convirtiendo todo en habitaciones y creando lugares comunes para los que allí vivían, como los baños, cocina y lavadero.

En definitiva, la base de la casa mediterránea que nos trajeron los romanos y la migración del campo a la ciudad con una necesidad de vivienda asequible dieron origen a la casa de vecinos, que en Córdoba se la conoce como los patios y en Madrid como las corralas.